Tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: nicotina, alcohol, cocaína y heroína

OurBlog

16 marzo, 2016

Tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: nicotina, alcohol, cocaína y heroína |

A pesar de que el artículo consultado revise los tratamientos psicológicos para la adicción a la nicotina, al alcohol, a la cocaína y a la heroína, nosotros nos centraremos únicamente en los tratamientos psicológicos eficaces para la adicción a la heroína, con el fin de no perder profundidad.

En primer lugar, cabe mencionar que el estudio de los tratamientos para la adicción a la heroína presenta algunas diferencias respecto al estudio de los tratamientos enfocados a otras sustancias: hay pocos trabajos bien controlados y con seguimientos a largo plazo, los tratamientos evaluados son numerosos y notablemente diferentes entre sí y, muy a menudo, las terapias psicológicas se acompañan de tratamiento farmacológico. Al margen de que estas cuestiones pudieran dificultar la revisión, nos será posible organizar las distintas terapias en cuatro tipos: las terapias basadas en el manejo de reforzadores contingentes a la abstinencia, la CRA (Aproximación de Reforzamiento Comunitario), los programas cognitivoconductuales (incluyendo la PR) y la exposición a pistas.

Primeramente, hablaremos sobre las terapias basadas en el manejo de reforzadores contingentes a la abstinencia. Estas terapias se centran en el establecimiento de contingencias positivas asociadas a la abstinencia y de contingencias negativas asociadas al consumo. Como reforzador positivo de la abstinencia, la metadona ha sido ampliamente utilizada, con resultados satisfactorios (Higgins, Stitzer, Bigelow y Liebson, 1986; Magura, Casriel, Goldsmith, Strug y Lipton, 1988). Del mismo modo, la terapia de incentivo mediante vales o por medio de consecuencias positivas contingentes a muestras negativas de orina ha visto probada su eficacia en sujetos inmersos en un programa de metadona (Silverman, Wong et al., 1996; Jones, Haug, Stitzer y Svikis, 2000), en un programa de naltrexona (Preston et al., 1999) y de buprenorfina (Amass et al., 1996).

En segundo lugar, nos referiremos a la CRA. Este procedimiento operante tiene escaso respaldo empírico en el tratamiento de la heroína. Sin embargo, algunas investigaciones han revelado resultados satisfactorios. Una de ellas, llevada a cabo por Bickel et al. (1997), comparaba un grupo que seguía un tratamiento de CRA más terapia de incentivo mediante vales frente a un grupo que seguía un tratamiento tradicional. Los resultados mostraron que el grupo de terapia CRA más terapia de incentivo había reducido significativamente su consumo de heroína en comparación al grupo de tratamiento tradicional.

Seguidamente, hablaremos sobre los programas cognitivoconductuales, incluyendo la PR. Según la American Psychiatric Association (1995), este tipo de tratamientos para la adicción a la heroína deben considerarse tratamientos con una confianza clínica moderada o tratamientos probablemente eficaces. Esto es, no cuentan con la suficiente evidencia empírica como para considerarse eficaces en todos los casos. De todos modos, sí existen estudios que prueban la eficacia de estas técnicas. Una investigación llevada a cabo por McAuliffe et al. (1985) comparó los efectos de un programa de PR frente a los efectos generados por un grupo que siguió un tratamiento de PR más autoayuda. Los resultados revelaron que la combinación de PR con autoayuda lograba efectos significativos sobre la abstinencia. En otro estudio, realizado por Hawkins, Catalano, Gillmore y Wells (1989), se comparó un grupo de pacientes entrenados en habilidades de afrontamiento con un grupo control. Los resultados mostraron mejoras significativas en el grupo que siguió el programa de habilidades de afrontamiento.

Por último, nos centraremos en los tratamientos basados en exposición a pistas (cue exposure treatment). Este tipo de tratamientos se basan en procedimientos de control estimular y de exposición. Mediante la exposición repetida a contexto estimulares que representan situaciones previas al consumo, sin llegar a darse dicho consumo, se generará la extinción de la respuesta condicionada. A pesar de que en algunos estudios, por ejemplo, Dawe et al., (1993), la exposición no resultó ser eficaz, existen numerosas investigaciones que prueban la eficacia de esta técnica para el tratamiento de la adicción a la heroína, como la de Childress, McLellan y O�Brien (1986) o la de Powell, Gray y Bradley (1993), entre otras. Por otra parte, cabe mencionar que algunos autores subrayan la necesidad de que la exposición deba acompañarse de otras técnicas, como programas de entrenamiento en habilidades sociales o en habilidades de afrontamiento. De este modo, combinando la exposición a pistas con estrategias activas de intervención, se alcanzaría una mayor eficacia sobre el tratamiento de la adicción a la heroína.

Hermida, J. R. F., & Villa, R. S. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: nicotina, alcohol, cocaína y heroína. Psicothema, 13(3), 365380.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies