¿Se termina con éxito el tratamiento psicológico de las adicciones?

OurBlog

4 noviembre, 2019

¿Se termina con éxito el tratamiento psicológico de las adicciones? |

Se considera  el abandono como una interrupción del tratamiento antes de alcanzar los objetivos terapéuticos propuestos. Existen una serie de actitudes que actúan como variables predictoras del abandono, tales como:

El fin de la preocupación por el motivo de consulta, consejos de otro profesional de corriente teórica distinta,  cambio de ciudad del cliente,  desmotivación por la terapia, incumplimiento de las instrucciones,  relativización del problema, tardanza en conseguir objetivos,  negación a tratar ciertos temas, falta de entendimiento con el terapeuta entre otras.

Los factores asociados con la baja adherencia al tratamiento pueden dividirse en: relacionados con el paciente, con la enfermedad, con el fármaco y con el terapeuta.

Entre los relacionados con el paciente los más frecuentes son la negación total o parcial del problema, los efectos secundarios de los fármacos, sentir su estado de ánimo bajo control, y echar en falta periodos de euforia.

El uso de programas psicoeducativos centrados en la información acerca de la enfermedad y el tratamiento son decisivos muchas veces para resituar la adhesión terapéutica entre los pacientes. Otro factor de peso es el hecho de que los pacientes pueden estar mal instruidos acerca del tratamiento y pueden dejarlo si no perciben sus efectos terapéuticos —a menudo sobrevalorados— en un plazo más o menos corto de tiempo. Numerosos estudios muestran que los pacientes con adicciones que muestran comorbilidad tienen una tasa de abandono mucho mayor que aquellos sin comorbilidad, y tienden a tomar mayor cantidad de medicación que la prescrita.

Un estudio sobre un programa residencial encontró que el motivo de abandono principal fueron los límites establecidos por el programa terapéutico, seguido por la creencia de autosuficiencia y el cansancio de los grupos de tratamiento, acompañado finalmente del deseo de consumir.

En otro estudio de seguimiento de abandono sobre pacientes en un centro de atención a drogodependientes ambulatorios, se encontró que el 29% alegaron no requerir más tratamiento por haber alcanzado sus objetivos, un 32,3% incompatibilidad con el trabajo o cambio de domicilio, un 22,6% deficiencias en el servicio y 9,7% falta de motivación para seguir las pautas del tratamiento.

Uno de los elementos a considerar es que la conciencia del problema, la presión para el tratamiento que en origen no existe, es un indicador de abandono que puede ser neutralizado por un factor de adherencia como el hallazgo de cambios personales o el atractivo del tratamiento o sus beneficios secundarios.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.