Retener el humo (saciación al sabor)

OurBlog

5 octubre, 2017

Retener el humo (saciación al sabor) |

Es una técnica aversiva para dejar de fumar.
Conlleva efectos menos desagradables que la técnica de fumar rápido. Consta de 8-10
sesiones con 3 ensayos y 5 o 6 retenciones de humo por cada uno.
El fumador tiene que aguantar el humo del cigarrillo en la boca y en la garganta
durante 30 segundos y, al mismo tiempo, seguir respirando por la nariz.
El terapeuta es el encargado de dar instrucciones específicas sobre la experiencia que
está sintiendo el paciente en el momento de la retención del humo. Los descansos son
también de 30 segundos y el tiempo que debe transcurrir entre los ensayos es de 5
minutos.
Ha de tenerse en cuenta que las técnicas aversivas fueron las más utilizadas en la
década de los 70, aunque hoy en día su aplicación está en desuso. Existen tratamientos
psicológicos capaces de conseguir los mismos objetivos que este tipo de técnicas,
aunque pueden estar recomendadas en caso de: que el paciente no haya dejado de
fumar con otro tipo de tratamiento y valore mucho la abstinencia; o en caso de que el
paciente tenga poco tiempo para dejar de realizar la conducta de fumar, en cuyo caso
se podría llevar a cabo un tratamiento intensivo de forma diaria.
Bibliografía:
Becoña, E. (2004). Tratamiento psicológico del tabaquismo. Monografía Tabaco.
Adicciones, 16(2), 237-263.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies