¿Qué es y qué no es la adicción?

OurBlog

26 diciembre, 2017

¿Qué es y qué no es la adicción? |

 

Revisamos el artículo que con este título publica Pedrero-Pérez (2015) del cual extraemos diversas conclusiones que muy posiblemente son y serán objeto de controversia.

 

El modelo  de  la adicción como enfermedad  no pasa  de  ser  una falacia y la  evidencia  empírica  apoya  la  consideración  de  que  la adicción es,  en último  término, una  decisión  personal que puede  modificarse  en  cualquier  momento.

 

Comprendemos que las adicciones no pueden limitarse al concepto bio-médico de enfermedad, sin embargo, creemos que no definirlas como enfermedad no supone que sean resultado de una decisión personal, pues la evidencia nos hace ver que en muchos adictos la decisión personal resulta muy difícilmente modificable ( y menos en cualquier momento).

 

A lo largo del artículo se desprestigia el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) (American PsychiatricAssociation [APA], 2013) considerando que asume este concepto de enfermedad, cuando específicamente define la adicción como un trastorno cuya característica esencial es la asociación de síntomas cognitivos, comportamentales y fisiológicos que indican que la persona continúa consumiendo la sustancia a pesar de los problemas significativos relacionados con dicha sustancia.

 

Considera como falso que esta enfermedad tiene una sólida base genética, sin embargo, en la exposición admite una  relación  entre  la  predisposición genética  a  desarrollar  ciertas  manifestaciones comportamentales y, a su vez, reconoce que sí se  ha experimentado  un avance  espectacular  es  en  el  conocimiento  de  los mecanismos epigenéticos que modifican la expresión de los  genes  en  función  de  condiciones  ambientales. Nos sorprende, por tanto, esa negación tan drástica.

 

Afirma que es falso que no se puede considerar la curación. No obstante todo el argumento para demostrar esa falsedad se basa en los porcentajes altísimos de  personas que se recuperan de la adicción registrados en las referencias que señala, pero sin considerar en ningún momento si esas personas han podido volver a un consumo moderado.

 

Considera falso que la  causa  de  esta  enfermedad  es  la  administración  repetida  de  sustancias  que  provocan cambios (neuroadaptaciones) en la estructura y el funcionamiento cerebrales.

No obstante, en el desarrollo de esta consideración comenta que los cambios que se observan en adictos a sustancias son esencialmente los mismos que se observan en aquellas personas que presentan conductas adictivas sin sustancia, como el juego patológico, el juego online, la adicción a Internet o la adicción a comer. Es decir, que sí se producen cambios neurológicos, confirmando, además, la última tendencia a considerar las adicciones sin consumo de sustancias.

 

Es un artículo que resulta interesantísimo, pues aunque no se esté de acuerdo en todas sus conclusiones, anima a ampliar el conocimiento de un concepto tan variable como es el de las adicciones.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies