Los factores de cambio en adicciones

OurBlog

1 septiembre, 2018

Los factores de cambio en adicciones |

Las décadas de los setenta y ochenta del siglo XX estuvieron marcadas por un
profundo debate sobre la eficacia comparativa de las psicoterapias.El interés por la
propuesta de Frank sobre los factores comunes fue en aumento y en este contexto,
Lambert (1992),tras realizar una estimación (no metaanalítica) de los resultados
empíricos acumulados hasta aquella fecha, propuso la siguiente contribución por
factores a la varianza del cambio terapéutico cuya influencia se extiende hasta hoy,
y que se visualizan en la figura :

Tomado de Roji (2013)

a) Cambio extraterapéutico (40%): entendiendo por tal el generado por factores
relacionados con el paciente (p. ej.: la personalidad o el entorno (p. ej.:
acontecimientos vitales, soporte social, etc.).
b) Factores comunes (30%): variables presentes en todas las psicoterapias con
independencia de sus bases teóricas (p. ej.: empatía, aceptación, animar al
paciente, etc.).
c) Expectativas (efecto placebo) (15%): definidas como el hecho de que el
paciente sabe que recibirá ayuda a través de unas técnicas y en base a unas
explicaciones que para él tienen credibilidad.
d) Técnicas (15%): o procedimientos específicos de una línea terapéutica concreta
(p. ej.: interpretación, desensibilización sistemática, etc.).
Resultan sorprendentes los resultados, pero la acumulación de aportaciones
empíricas relacionadas con el impacto de la relación terapéutica sobre los resultados
del tratamiento condujo a la American PsychologicalAssociation (APA) a asumir las
siguientes pautas(Ackermanet al., 2001):
1. Independientemente del tipo específico de tratamiento, la relación terapéutica
contribuye de forma sustancial al resultado de la psicoterapia.
2. La efectividad del tratamiento está determinada por la interacción de la relación
terapéutica, las intervenciones del terapeuta, las características del paciente y
las cualidades profesionales del terapeuta.
3. La efectividad del tratamiento mejora cuando la relación terapéutica se adapta o
corta a la medida de las necesidades y características del paciente, además de
a las del diagnóstico.
4. Los manuales y guías prácticas de tratamiento deben dirigir explícitamente las
conductas del terapeuta y las cualidades que promueven una relación
terapéutica facilitadora.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies