Legalización de la marihuana

OurBlog

30 agosto, 2018

Legalización de la marihuana |

 

La mayor parte de las drogas usadas en la práctica médica han tenido su origen en
las plantas y/o microorganismos. Son compuestos químicos de estructuras
demasiado complejaspara haber sido descubiertas desde el laboratorio. los más
diversos fármacos que las plantas contenían y que hoy utiliza la medicina:
anestésicos, narcóticos, vasodilatadores, dilatadores, estimuladores respiratorios,
relajadores musculares, agentes colinérgicos, antibióticos y muchos otros. (Gamella,
y Rodrigo, 2005).
Las conclusiones y opiniones de los investigadores sobre los efectos del
cannabisoscilan entre dos sentidos opuesto: por un lado, que debe considerarse
como una droga nociva para lasalud física y mental y de desastrosas consecuencias
en el orden social y debe sancionarse por laley su consumo; y por otra, se niega
tajantemente sunocividad, alegando que ella no se ha demostrado científicamente, o
porque aun considerando su nocividad, puede dársele la tolerancia que se da a las
llamadas drogasconvencionales: alcohol, tabaco, etc.
Ya son varios los países que han aceptado la marihuana como una droga "blanda",
diferente a otras más peligrosas. Incluso se le ha atribuido diversas propiedades
terapéuticas. Otros sin embargo piensan que su uso debería prohibirse, dadas las
interferencias mentales y las alteraciones del comportamiento que produce, ya sea
por su consumo esporádico, como también por los daños permanentes a que lleva
su consumo crónico. (Monckeberg, 2014).Los detractores de su legalización
documentan el gran número de riesgos que entraña su consumo: riesgo de adicción,
aumento en el riesgo de uso de otras drogas ilícitas, riesgos sobre el desarrollo
cerebral (la exposición temprana al Tetrahidrocannabinol (THC) puede sensibilizar
el sistema del circuito de la recompensa), riesgo de enfermedades mentales:
ansiedad, depresión, psicosis en casos con vulnerabilidad genética;limitación de la
capacidad de conducción con el riesgo de accidentes, riesgo de cáncer, riesgos de
infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, y ataques isquémicos transitorios
durante la intoxicación aguda, un alto consumo de marihuana se relaciona con
ingresos más bajos, mayor necesidad de asistencia socioeconómica, desempleo,
comportamiento delictual y menor satisfacción con la vida (Venegas, 2014).
Con respecto a la posibilidad de su legalización una de las opiniones que
consideramos más analizadas es la de Rodríguez Carranza (2012) que no resta
importancia a la legalización de su uso en adolescentes que, además de ser muchos
mássusceptibles a su consumo, entraña unos riesgos en el desarrollo cerebral del
adolescente. Sin embargo, ya se han desarrollado cannabinoides sintéticos útiles en
el control del dolor tipo fibromialgia y neuropático, y se debería considerar que sus
variados efectos biológicos puedan ser aprovechado en medicina, como el ,ya en
curso en algunos países, para aliviar el dolor y el sufrimiento en pacientes con
enfermedades terminales, pues su potencial terapéutico en estas circunstancias es
muy atractivo. Y desde este ángulo, la marihuana cruda puede constituirse en la
primera medida clínica verdaderamente útil en esas circunstancias, pues mejorar la
calidad de vida aliviando el sufrimiento innecesario, es uno de los grandes
compromisos de la buena medicina.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies