LAS RECAÍDAS EN EL MODELO TRANSTEÓRICO DEL CAMBIO (Prochaska y DiClemente, 1984).

OurBlog

30 octubre, 2017

LAS RECAÍDAS EN EL MODELO TRANSTEÓRICO DEL CAMBIO (Prochaska y DiClemente, 1984). |

 

 

Siempre nos ha resultado muy efectivo el proceso de rehabilitación que desarrollan estos autores dividiéndolo en cinco etapas que considero muy características en las adicciones:

 

  1. Pre-contemplativa: No tiene intención de tomar acción dentro de los próximos 6 meses.
  2. Contemplativo: Tiene la intención de actuar dentro de los próximos 6 meses.
  3. Preparación: Tiene la intención de actuar dentro de los próximos 30 días y ha tomado algunas medidas conductuales en esta dirección.
  4. Acción: Ha cambiado el comportamiento durante menos de 6 meses.
  5. Mantenimiento: Ha cambiado el comportamiento durante más de 6 meses.

 

Queda patente que en las tres primeras etapas propuestas el concepto de recaída queda muy lejos de la actuación del paciente.

 

En otro artículo los autores (Prochaska, DiClemente, y  Norcross, 1992) hacen una precisión sobre las características de dichas etapas:

 

Estabilizar el cambio de comportamiento y evitar la recaída son las características del mantenimiento.

 

Parece, pues, que, según los autores, es a partir de los seis meses de abstinencia cuando es importante introducir en el tratamiento un programa de prevención de recaídas.

 

¿Qué ocurre entonces en la etapa de acción?

 

Personalmente consideramos dos situaciones:

En esta etapa si la motivación que surge en la etapa de preparación es lo suficientemente fuerte, no es excesivamente probable que, a pesar de los problemas de ansiedad que puedan estar actuando, se presente una recaída.

O bien, la motivación es escasa o se desconocen las características reales del  problema o este no se ha asumido realmente. En esta situación quizá no podamos considerar el acto de consumo como una “recaída”, sino, más bien que “no se ha dejado de beber”.

 

Creo que por ello los autores consideran el periodo de mantenimiento como el más problemático en la aparición de una recaída. Se ha cambiado el comportamiento, pero los primeros resultados espectaculares de la abstinencia se han suavizado y la problemática personal surge de nuevo sin la posibilidad de “antiguas” compensaciones.

 

Y es ahí en esta etapa a partir de los 6 meses (un dato aproximado) hasta el resto de la vida cuando es necesario poner en funcionamiento y trabajar con un buen programa de prevención de recaídas. ¿Antes?, por supuesto que sí, pero no debemos confiarnos en la actitud del paciente en los primeros meses, es después, durante el largo periodo de mantenimiento cuando las recaídas son más probables o por lo menos más conflictivas.

 

Prochaska, J.O. y DiClemente, C. C. (1984). Thetranstheoriticalapproach: Crossingthetraditionalboundaries of therapy. Homewood, Illinois: DorseyPress.

Prochaska, J.O. y DiClemente, C. C.yNorcross J. C. (1992).In Search of HowPeopleChangeApplicationstoAddictiveBehaviors. American Psychologist 47(9), pp. 1102-1114.

 

 

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies