La hipótesis de la dopamina en adicciones

OurBlog

8 agosto, 2018

La hipótesis de la dopamina en adicciones |

El sistema dopaminérgico mesolímbico, en especial las proyecciones que alcanzan
la amígdala, ejercen un papel crucial en el condicionamientode estímulos
relacionados con el consumo. Los receptores dopaminérgicos son fundamentales en
la asociación de estímulos ambientales al consumode la droga y en el control de la
conducta debúsqueda de la droga, tanto en modelos animalesde adicción como en
pacientes adictos (Corominas, Roncero, Bruguera y Casas, 2007). La hipótesis de la
dopamina propone que las diferencias en la actividad basal de las neuronas
dopaminérgicas serían la base de la vulnerabilidad individual a las drogas de abuso;
es decir, la ineficacia del sistema dopaminérgico recompensa el abuso de sustancias
que aumentan los niveles de dopamina en el cerebro (Gil, Pastor, Paz, Barbosa y
Macías, 2003).
Pascoliet al. (2014) observaron que después de la estimulación de las neuronas
dopaminérgicas (DA), sorprendentemente, la plasticidad neuronal subyacente es
indistinguible de la observada después de la retirada de la autoadministración de
cocaína, lo que está sugiriendo un patrón de adaptaciones sinápticas que comporta
un comportamiento adaptativo común a todas las drogas adictivas.
En un estudio posterior de Pascoli, Terrier, Hiver y Lüscher (2015) se observa que la
estimulación de las neuronas DA delárea tegmental ventral (VTA) impulsan en un
tiempo relativamente rápido una forma de comportamiento similar al modelo de
adicción recientemente propuesto por Piazza y Deroche-Gamonet (2013) que
distingue tres pasos en la progresión de la enfermedad: el uso esporádico de drogas
recreativas, seguido del uso intensificado, sostenido y escalonado de drogas y,
finalmente, el uso compulsivo asociado con la pérdida de control. Su teoría a la que
llaman “primera” teoría general de la adicción se compone de los siguientes
principios: la transicióna la adicción depende de una interacción entre
individuosvulnerabilidad y exposición a drogas; la transición a la adicción implica al
menos los tres pasos indicados, y la adicción es un verdadera enfermedad
psiquiátrica.
Otra consideración importante del estudio con animales de Pascoli et al. (2015) es
un análisis sobre el componente genético de la vulnerabilidad a la adicción.
Observaron que la incapacidad de esperar hasta la entrega de recompensas que
puede verse como un marcador de impulsividad solo se desarrolló después de varias
sesiones de autoestimulación, por lo que la posibilidad de que la resistencia al
castigo (y por extensión, la vulnerabilidad a la adicción) puede que no sea totalmente
innata, sino que se desarrolle durante las fases iniciales hacia la adicción, y si este
fuese el caso, entonces la adicción puede no estar determinada únicamente por
factores genéticos.
Al centrarse en la característica común definitoria de las drogas adictivas, la
esperanza es desentrañar los mecanismos neuronales que subyacen también a las
formas de adicción no dependientes de sustancias y contribuir así a una teoría
general de la enfermedad que permita un paso decisivo para una comprensión
profunda de la disfunción neuronal involucrada en las últimas etapas de la adicción y
guiarán los tratamientos nuevos y racionales para una enfermedad que actualmente
no tiene cura (Pascoliet al. , 2015).

Miguel Colomer Miranda

Referencias:
Corominas, M., Roncero, C., Bruguera, E. y Casas, M. (2007). Sistema
dopaminérgico y adicciones. Revista Neurológica, 44(1), pp. 23-31.
Gil, J. A., Pastor, J. F., Paz, F. de, Barbosa, M. y Macías, J. A. (2003). Neurobiologia
de la adicción a las drogas de abuso. Revista Neurológica, 36(4), pp. 361-
365.
Pascoli, V., Terrier, J., Espallergues, J.,Valjent, E., O’Connor, E. C. yLüscher, C.
(2014). Contrasting forms of cocaine-evoked plasticity control components of
relapse. Nature, 509(7501), pp. 459-464.
Pascoli, V., Terrier, J., Hiver, A. y Lüscher, C. (2015). Sufficiency of mesolimbic
dopamin eneuron stimulation for the progression to addiction. Neuron, 88(5),
pp. 1054-1066.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.