LA FAMILIA, SOPORTE PARA LA RECUPERACIÓN DE LA ADICCIÓN A LAS DROGAS

OurBlog

26 abril, 2017

LA FAMILIA, SOPORTE PARA LA RECUPERACIÓN DE LA ADICCIÓN A LAS DROGAS |

 

 

Para implementar métodos eficaces en el tratamiento de las adicciones es necesario reconocer la multicausalidad del fenómeno. El denominado “capital de recuperación” hace referencia a la cantidad y cualidad de recursos internos y ambientales que dispone el individuo para mantener la recuperación. Los recursos individuales son los más nucleares para el individuo, así como sus condiciones familiares y sociales.

En los casos más extremos la familia pierde toda credibilidad sobre la posibilidad de recuperación de su familiar. Es necesario que el tratamiento brinde espacios de información sobre cuestiones como la autoridad, la comunicación y la afectividad. Por lo tanto se reconoce a la familia como un grupo causal relevante para los trastornos por uso de sustancias psicoactivas.

Existen una serie de acciones e intervenciones dirigidas a mejorar el papel de la familia en la recuperación del enfermo. Se crean una serie de guías de actuación para las familias. Es importante que la familia se integre desde el principio y de manera activa en las diferentes intervenciones terapéuticas. El objetivo es que se recupere la armonía en las relaciones con el paciente. Por ejemplo desarrollando las capacidades del familiar para entender sentimientos de culpa; restaurar una autoridad positiva de las figuras paternas (sobre todo en adolescentes); identificar en la familia formas adecuadas de comunicación e incrementar las habilidades afectivas.

Los cambios que el tratamiento produce entre el paciente y su familia se pueden evidenciar mediante comportamientos como que la familia muestre más afecto; se consensuen las normas establecidas con el paciente; los padres compartan las medidas disciplinarias compartidas con ellos.

Durante las sesiones a las que acuden los familiares se evalúan aspectos como: el cumplimiento del paciente de las normas concertadas; valoración de los cambios observados en el paciente; las dificultades que se han presentado en el funcionamiento de la familia.

Así mismo, el soporte familiar del paciente debe de posibilitar su autonomía. Para ello la familia debe de redefinir el rol del paciente como alguien competente y con potencial para lograr su individuación; promover la autonomía del paciente y facilitar su toma de decisiones; promover el desarrollo de su identidad y el respeto por sus ideas y estimular su vinculación con redes que favorezcan la formación y capacitación para el trabajo.

Zapata Vanegas, M. A. (2009). La familia, soporte para la recuperación de la adicción a las drogas.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies