Formarse

OurBlog

29 julio, 2015

Formarse |

Es posible que una persona que lleva años haciendo algo de forma repetida, relacionándose en un tipo de ambiente concreto, no aprenda acerca de ello?

La persona alcohólica se vuelve una gran experta en los efectos del alcohol y las drogas y en cómo manejarlos para minimizar las consecuencias negativas de tales efectos. Sin embargo, la negación con respecto a la gravedad de las consecuencias del consumo de alcohol hace que esta información no llegue a ser consciente hasta que la persona alcohólica inicia un programa en un centro de tratamiento en el que se le explica de forma clara, concisa y completa cómo funciona la enfermedad de la adicción.

Podemos hablar de dos intervenciones fundamentales en referencia a la deshabituación del alcohol y las drogas:

– Psicoeducación. En las que los enfermos adictos aprenden a poner nombre a sus síntomas y, poco a poco, comprenden lo que es verdaderamente la enfermedad de la adicción.

– Grupos de tratamiento. A través de las experiencias que cada uno trae consigo en su maleta, entre otras cosas, se identifican y son capaces de detectar señales de recaída.

Estas dos estrategias ayudan a potenciar el autoconocimiento y/o introspección de la persona adicta al alcohol u otras drogas, por tanto, instauran las bases del cambio.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies