¿Existe realmente la adicción al sexo?

OurBlog

Tratamiento de la adicción al cibersexo

21 marzo, 2017

¿Existe realmente la adicción al sexo? |

El DSM-V ha propuesto el trastorno de hipersexualidad como nueva categoría diagnóstica. Este trastorno psicopatológico queda bajo el campo de las adicciones no-químicas. Se caracteriza por cadenas de conductas estereotipadas fuera del control del sujeto, que interfieren en su vida diaria pero que a pesar de las consecuencias negativas no se pueden dejar de practicar. La conducta habitual se caracteriza de un impulso incontrolado dirigido a la práctica sexual física y anónima, en un acto breve, normalmente poco satisfactorio, que se repite con intervalos variables y cortos, con parejas distintas y sin reparar en los perjuicios que la conducta ocasiona puede a uno mismo y a su familia, careciendo de intención comunicativa y amorosa. Suele afectar más a hombres que a mujeres. Los afectados utilizan la conducta sexual como modo de afrontamiento de la ansiedad y el alivio del malestar, el orgasmo genera una insatisfacción que lleva a una búsqueda compulsiva de placer.

La adicción al sexo puede darse de muchas formas: masturbación compulsiva, las relaciones promiscuas breves con múltiples parejas, los encuentros sexuales con personas desconocidas o frecuentar habitualmente prostíbulos, el uso de pornografía o de líneas telefónicas eróticas, en donde se intentan satisfacer fantasías sexuales de cualquier tipo. Todas las parafilias cumplen el criterio diagnóstico de adicción al sexo pero no toda adicción al sexo tiene porque ser una parafilia. Los adictos llevan su vida sexual en secreto y con culpa.

Hay personas más vulnerables a sufrirla tales como las personas impulsivas, las personalidades de búsqueda de sensaciones, las obsesivas, baja autoestima entre otros.

La adicción al sexo supone un reto ya que es una adicción conductual que no se puede detectar mediante ningún test de drogas, además, internet supone un gran factor de riesgo para llevar a cabo estas conductas.

 

Echeburúa, E. (2012). ¿ Existe realmente la adicción al sexo?. Adicciones24(4), 281-286.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies