Estrategias para el tratamiento de la adicción a internet.

OurBlog

13 marzo, 2018

Estrategias para el tratamiento de la adicción a internet. |

 

La adicción a internet es una adicción comportamental, definida como la incapacidad
para controlar la conducta de conectarse a internet y la aparición de síntomas de
abstinencia y de tolerancia similares a los que se producen con el consumo de
sustancias (López, 2004).
En los últimos años se ha trabajado en la creación de herramientas y estrategias que
resulten útiles para el tratamiento de esta adicción. En 1999, Young (1999) realizó un
listado de propuestas que pueden servir para guiar el tratamiento, teniendo como
principal fin el descenso de horas de uso de esta nueva tecnología, ya que debido a la
época en la que vivimos, la abstinencia total de uso de internet podría parecer
impensable. A continuación se muestra la propuesta de este autor para tal fin:
a) Utilizar Internet en momentos opuestos a los que se utilizaba (practice the
opposite), es decir, si el sujeto acostumbraba a utilizar Internet por las noches,
se pretenderá que lo utilice por las mañanas y durante un periodo de tiempo
determinado, rompiendo el esquema de uso que se había establecido con el
tiempo. Para ello es necesario conocer en profundidad los patrones de uso que
tenía el sujeto y la herramienta más eficaz para conocerlo es preguntarle
directamente a través de cuestiones como: ¿qué días de la semana utilizas más
internet?, ¿dónde utilizas normalmente el ordenador?, ¿durante qué momento
del día lo sueles utilizar? Ó ¿durante cuánto tiempo sueles utilizarlo en una
sesión normal? De esta manera será más fácil organizar la nueva agenda de
uso, que deberá ser específica para cada paciente.
b) Emplear agentes externos capaces de parar el uso. En este caso los agentes
podrían ser tanto personas como otras herramientas (una alarma, una señal,
etc.) que indiquen el cese del comportamiento.
c) Establecer metas/límites. Para que esta herramienta sea útil es necesario que
las metas propuestas sean razonables y objetivas. Un ejemplo de esto puede
ser acordar con el sujeto utilizar internet durante 20 horas a la semana, en
lugar de las 40 que venía usando. Se creará un calendario de acuerdo con el
sujeto en el que éste tendrá que distribuirse las 20 horas semanales que puede
estar conectado.
d) Abstenerse de utilizar determinadas aplicaciones o páginas web. En
determinadas ocasiones una sola aplicación puede ser capaz de
disparar/generar la adicción (juegos interactivos, chats online o algunas páginas
web). En el caso de que el control y moderación de esta aplicación falle, la
siguiente intervención deberá centrarse únicamente en dicha aplicación y su
objetivo principal será la abstinencia. Young (1999) describe que las personas
que suelen tener adicción a una sola aplicación han tenido una historia previa
de abuso de alcohol o de otras sustancias y que encuentran en internet (o más
bien en esa aplicación) la relajación que antes obtenían consumiendo
sustancias.

e) Usar tarjetas a modo de recordatorio. Hay personas que se sienten abrumadas
cuando deben dejar de utilizar internet, ya que maximizan las dificultades que
ello traerá y minimizan las ventajas que obtendrán. En estos casos es adecuado
realizar con el sujeto algunas tarjetas en las que se incluyan tanto los pros
como los contras de dejar de utilizar internet de manera compulsiva. Las
tarjetas deben ser pequeñas para que los sujetos puedan llevarlas siempre
consigo, y además de lo anterior, pueden incluir frases positivas que recuerden
por qué se está haciendo eso.
f) Realizar un diario personal. Cuando la persona está intentando dejar de utilizar
internet, es adecuado que se ofrezcan otras alternativas de ocio capaces de
suplir el tiempo que antes empleaban usando internet. El psicólogo debe
ayudar al sujeto a proponer otro tipo de actividades y revisará con el paciente
el diario de manera periódica para ver  si se están cumpliendo los objetivos y
qué tipo de actividades está realizando en su día a día para evitar utilizar
internet.
g) Acudir a grupos de apoyo. Algunos pacientes han generado adicción a internet
debido a la escasa red social que poseen en la vida real. Puede ser el caso de
personas introvertidas, con algún tipo de discapacidad, que están pasando por
un divorcio o, incluso, amas de casa. Generalmente, lo que tienen en común
estas personas es que carecen de un grupo social adecuado y utilizan internet
para suplir ese vacío. El objetivo principal en estos casos es ofrecer al paciente
un tratamiento en el que se mejore su vida real y su red de apoyo social. Una
vez estas personas hayan encontrado relaciones en la vida real podrán
depender menos de internet para sentirse bien.
h) Realizar terapia familiar. Este tipo de estrategia podría ser adecuada en
aquellos sujetos adictos a internet cuyos matrimonios o relaciones familiares
han degenerado por culpa de la adicción. En estos casos la intervención puede
centrarse bien en educar a la familia sobre cómo puede ser la adicción a
internet, bien en resolver posibles problemas previos que hayan podido llevar
al desarrollo de la adicción, bien en que la familia escuche los sentimientos de
los sujetos o se tomen unas vacaciones con él.
El autor mencionado reconoce que las tres primeras intervenciones son técnicas
simples de gestión del tiempo que pueden ayudar a personas cuya adicción no ha
degenerado por completo sus actividades de la vida diaria. Sin embargo, en aquellas
personas en las que las tres primeras estrategias no sirvan para cambiar el
comportamiento, se utilizarían herramientas de intervención más “agresivas” a través
del empoderamiento o de sistemas de apoyo más adecuados para su condición, como
por ejemplo acudir a grupos de apoyo y/o involucrar a la familia en la intervención.
Bibliografía
López, A. L. (2004). Adicción a Internet: conceptualización y propuesta de
intervención. Revista Profesional Española de Terapia Cognitivo-Conductual, 2, 22-52.

Young, K. S. (1999). Internet addiction: symptoms, evaluation and
treatment. Innovations in clinicalpractice: A sourcebook, 17, 19-31

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies