Entrenamiento en reversión de hábitos.

OurBlog

24 julio, 2018

Entrenamiento en reversión de hábitos. |

Uno de los problemas que surgen en el tratamiento de la dependencia a sustancias es
que aunque el paciente busque conscientemente dejar de consumir, tiene mucha más
dificultad en modificar determinadas conductas adquiridas por repetición de actos
iguales o semejantes (hábitos) que considera inocuos en relación con su problema de
adicción. Tales serían encender un cigarrillo de tabaco del mismo modo que uno de
cannabis, entrar en bares a desayunar o tomar el aperitivo, mantener relación con los
amigos en antiguos lugares de consumo y tantos otros que han modelado su
comportamiento diario en paralelo a su relación con la sustancia.
Aunque este problema entra siempre dentro de los tratamientos para las adicciones,
muchas veces no se resalta lo suficiente, generalmente porque provoca resistencia en
el paciente y bastante reticencia a considerar que conductas que él considera
irrelevantes en el resto de las personas puedan suponer un riesgo para su abstinencia.
Creemos que una forma interesante para que el paciente tome conciencia de este
problema sería la intervención conductual de Entrenamiento en reversión de hábitos
(ERH), primeramente desarrollada por Azrin y Nunn (1973) y revisada por Piacentini y
Chong (2005), que si bien está dirigida particularmente al tratamiento de tics crónicos,
su aplicación puede ser muy útil para la problemática a la que nos referimos, en
especial por estar considerada como probablemente eficaz y muy cerca de
considerarse con eficacia bien establecida por la Task Forceon Promotion and
Disemination of Psychological Procedures (Carr y Chong, 2005).
Los elementos claves del ERH son (Ruiz, Díaz y Villalobos, 2012):
Revisión de la inconveniencia del hábito (identificar de qué forma interfiere el
hábito en su vida y las consecuencias).
Entrenamiento en conciencia del hábito (consciencia de la cadena de respuestas
que conlleva el hábito): describir las circunstancias en las que se da el hábito,
aprender a identificar la ocurrencia y detectar los antecedentes.
Entrenamiento en una respuesta que compita con el hábito (desarrollo de una o
dos conductas incompatibles con el hábito): no llamativa socialmente, de fácil inicio y
mantenimiento y físicamente incompatible con el hábito disfuncional.
Apoyo social (ayuda con el desarrollo de la respuesta incompatible).
Generalización del procedimiento: el paciente imagina la utilización de la respuesta
incompatible de forma exitosa en las diversas situaciones donde le hábito ocurre
dentro de las sesiones de entrenamiento.
Los elementos más importantes de la técnica son la conciencia del hábito y el
entrenamiento en respuesta incompatible.
El entrenamiento se lleva a cabo en pocas sesiones y con algunas sesiones de
refuerzo. El ERH es más eficaz en aquellas conductas cuyo objetivo es el auto-
reforzamiento (conductas auto-estimulatorias) que en aquellas conductas cuya función
es escapar, atraer la atención u otras consecuencias sociales (Ruiz, Díaz y Villalobos,
2012.

Miguel Colomer Miranda

Referencias:
Azrin, N. H. yNunn, R. G. (1973). Habit-reversal: a method of eliminatingnervoushabits
and tics. Behaviourresearch and therapy, 11(4), pp. 619-628.
Carr, J. E. y Chong, I. M. (2005). Habitreversaltreatment of tic disorders: a
methodological critique of theliterature. BehaviorModification, 29(6), pp. 858-875.
Piacentini, J. y Chang, S. (2005). Habitreversal training for tic disorders in children and
adolescents. BehaviorModification, 29(6), pp. 803-822.
Ruiz, M. A., Díaz, M. I. y Villalobos, A. (2012). Manual de técnicas de intervención
cognitivo conductuales. Bilbao: Desclée de Brouwer.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.