El efecto de violación de la abstinencia (eva)

OurBlog

16 junio, 2016

El efecto de violación de la abstinencia (eva) |

El efecto de violación de la abstinencia es una consecuencia cognitiva y emocional que surge en el adicto/a cuando tras un período de abstinencia y compromiso en el tratamiento surge de nuevo la conducta adictiva. Este efecto produce en la persona un estado emocional negativo de culpabilidad y conflicto interno entre la incompatibilidad de la conducta adictiva realizada y su deseo de abstinencia.

El efecto EVA se caracteriza por dos elementos cognitivos principales que a su vez son los que desencadenarán el estado emocional desagradable. Por un lado se da en la persona una disonancia cognitiva ya que la conducta adictiva no encaja con la autoimagen de abstinencia. Y por otro lado de produce una atribución interna estable y global de la conducta adictiva (ejemplo: He consumido porque soy un desastre y no seré nunca capaz de recuperarme de mi adicción)

La vuelta al consumo puede producirse por exponerse a una situación de alto riesgo sin haber podido detectarla previamente, no disponer de habilidades de afrontamiento para saber exponerse a dicha situación o por unos altos niveles de emocionalidad (tanto agradables como desagradables) que dificultan el razonamiento y autocontrol de la propia conducta.

En este sentido, el que se haya producido nuevamente un consumo, puntual y concreto, podríamos considerarlo como una caída o desliz. A pesar de que es preferible que esto no ocurra en el tratamiento, no tiene porqué impedir la continuación del mismo y la recuperación. Sin embargo cuando se produce ese consumo puntual o caída del que hablamos se produce una serie de cambios emocionales y cognitivos que afectarán al adicto o adicta, es lo que consideramos el efecto de violación de la abstinencia, y que producirá paradójicamente un aumento de la probabilidad de recaída. Dicho de otro modo, el efecto de violación de la abstinencia pasaría a ser una situación de alto riesgo para la recaída (no caída o consumo puntual).

Referencias:

Echeburúa, E. (1999). Adicciones sin drogas?: las nuevas adicciones: juego, sexo, comida, compras, trabajo, Internet, Desclée de Brouwer.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies