Complicaciones físicas del consumo de drogas recreativas

OurBlog

1 julio, 2015

Complicaciones físicas del consumo de drogas recreativas |

INTRODUCCION

A medida que el abuso de las drogas recreativas se ha ido extendiendo, también han ido apareciendo numerosos informes sobre su toxicidad y complicaciones relacionadas con su consumo. Debido a la gran cantidad de sustancias que se agrupan bajo el nombre de drogas recreativas (ketamina, GHB, PCP, MDMA) la variabilidad de los efectos es muy grande y además depende de factores de susceptibilidad individual, farmacológicos e incluso ambientales o contextuales.

El contexto en el que se consume MDMA influye en la mayor incidencia de intoxicaciones y fallecimientos. Debido a que no parece haber una relación entre consumo de drogas de diseño y repercusiones físicas, la MDMA se tiene como una sustancia poco peligrosa, con poca toxicidad y con escasos efectos residuales. Sin embargo, se ha estudiado y se ha escrito sobre efectos secundarios de su consumo y que por lo general se refieren a efectos simpaticomiméticos moderados. Aunque el riesgo de muerte por consumo de MDMA parece que es muy limitado es muy importante tener en cuenta el contexto en el que se consume ya que se ha visto en algunos estudios que la mayor incidencia de muertes por consumo de MDMA se ha dado en fiestas y celebraciones.

EFECTOS ADVERSOS O REACCIONES AGUDAS

Son aquellas reacciones asociados a la intoxicación aguda por consumo de MDMA. Aparecen entre los 15 minutos y las horas tras la ingesta y alguna persiste hasta 24 horas después del consumo. Las principales reacciones son:

– Pérdida del apetito y de energía, con fatigabilidad.

– Taquicardia, arritmias, junto con hipertensión arterial.

– Mayor sensibilidad al frío.

– Sofocos, aumento de la sudoración y sed.

– Convulsiones.

– Hipertonía muscular, entumecimiento y parestesia, predominantemente en miembros inferiores, tensión mandibular (que a su vez trae como resultado bruxismo).

– Pupilas dilatadas, visión borrosa y percepción distorsionada de los colores.

– Vómitos.

Este tipo de reacciones son menos frecuentes que los efectos colaterales y al igual que ellos aparecen con dosis moderadas. La aparición de reacciones aguas parece depender más de la susceptibilidad individual, circunstancias ambientales en que se consume y de la presencia de patologías previas, que de la dosis ingerida.

A nivel sistémico, entre otras reacciones agudas de toxicidad se han descrito:

– Alteraciones cardiovasculares graves: las propiedades simpaticomiméticas de la MDMA dan lugar a la aparición de taquicardia, vasoconstricción, hipertensión y anomalías del ritmo del tipo de arritmias y extrasístoles. La frecuencia cardíaca muestra un incremento significativo entre la primera y segunda hora tras el consumo.

-Accidentes cerebrovasculares como hemorragias cerebrales e infarto cerebral. En esto podrían estar implicadas las alteraciones a nivel serotoninérgico, el aumento de la perfusión sanguínea a nivel cerebral o la deshidratación.

-Hipertermia aguda: el síndrome hipertérmico es una de las reacciones agudas más frecuente y directamente relacionado con la letalidad de la MDMA. Se ha visto que la hipertermia corporal se modifica en relación a la temperatura ambiental de forma que a mayor temperatura ambiental, mayor hipertermia causará la MDMA. En muchas ocasiones los consumidores de MDMA suelen hacerlo en fiestas de forma lúdica, sobre todo como droga de baile. En estas circunstancias la intensa actividad física del baile, el ritmo de la música dance, la elevada temperatura de los locales, la escasa ventilación reducen la pérdida de calor corporal y potencian los efectos tóxicos directos de la MDMA sobre los mecanismos de termorregulación dando lugar a un incremento de la temperatura y a la aparición del cuadro clínico de síndrome hipertérmico por MDMA.

-Hepatotoxicidad: que puede dar lugar a ictericia, hepatomegalia, hipertransaminemias no justificadas e insuficiencia hepática aguda.

-Edema cerebral e hiponatremia: los efectos simpaticomiméticos de esta sustancia asociados a la secreción inadecuada de hormona antidiurética unida a la deshidratación severa que aparece con la MDMA y que da lugar a la ingesta masiva de agua puede provocar una hiponatremia dilucional que a su vez puede llegar a causar un edema cerebral y graves lesiones encefálicas.

CONCLUSIONES

Diversas complicaciones físicas (algunas de gran gravedad) han sido asociadas con el consumo de las llamadas drogas recreativas; sin embargo el número de estudios es escaso. Es importante conocer qué consecuencias tiene el consumo de este tipo de drogas sobre la salud, no solo porque suelen aparecer en los más jóvenes sino que también debido a lo impredecibles y potencialmente letales que pueden llegar a ser.

Referencia:

Ojeda E., Martínez J., Castellano M., Pérez B., Sabater A., Cervera G. (2003). Complicaciones físicas del consumo de drogas recreativas. ADICCIONES, 15, 207-216.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.