Celotipia y alcoholismo

OurBlog

9 junio, 2016

Celotipia y alcoholismo |

 

La celotipia es considerada como un tipo de trastorno delirante, se trata de un trastorno psicótico donde el paciente sufre uno o más delirios en los que el tema central de esta idea delirante es que la pareja tiene un amante o es infiel. Esta idea se apoya sobre inferencias erróneas apoyadas en pequeñas pruebas, como por ejemplo, manchas en las sábanas. El sujeto con esta idea intenta intervenir en la infidelidad imaginada, como por ejemplo, investigando al amante o agrediendo a la pareja.

Se ha observado que en el abuso o dependencia de alcohol la comorbilidad con este trastorno psicótico es alta, sin embargo se desconoce si la celotipia que surge tiene una etiología etílica, no habiendo investigación que apoye la existencia de una entidad diagnóstica específica para estos casos (celotipia etílica).

Los estudios más actuales concluyen que la mayoría de las personas con este trastorno psiquiátrico consumen al menos cantidades elevadas de alcohol (o son alcohólicos), siendo el trastorno delirante por celos secundario al abuso o dependencia alcohólica. Por tanto, en este sentido, una explicación posible para estos casos clínicos, es que el consumo desinhibe y hace emerger los celos delirantes (vs celos reales, basados en pruebas objetivas y contrastables).

El sujeto cree firmemente en sus delirios y los siente como reales, aunque no haya pruebas e indicios reales para tener esa idea. Algunos de los síntomas asociados a este cuadro delirante es irritabilidad y hostilidad hacía su pareja, búsqueda errante de pruebas que confirmen su delirio (ejemplo, mirar el móvil de su pareja, perseguirla e incluso contratar un detective) que paradójicamente, tengan el resultado que tengan, harán al paciente aumentar la convicción de la creencia (profecía autocumplida).

Como tratamiento psicológico para este tipo de casos es como primera indicación la abstinencia de alcohol, reestructuración cognitiva sobre sus ideas delirantes y búsqueda de pruebas que muestren lo contrario ya que el paciente en esta situación se encontraría en una situación de atención selectiva hacia hechos que confirme su idea delirante.

Por lo tanto no se trata de considerar que todas las personas alcohólicas vayan a desencadenar un trastorno delirante celotípico, pero sí se ha comprobado que la mayoría de personas que sufren celos patológicos consumen grandes cantidad de alcohol, por lo que el consumo de esta sustancia actúa como un factor de riesgo para que se desencadene el trastorno delirante o se acentúe más si previamente existía.

Referencias:

Romero-Mohedano, C., Espárrago-Llorca, G., & Carrión-Expósito, L. (2011). Comorbilidad psiquiátrica en la dependencia alcohólica (II): Alucinosis alcohólica, celotipia y otros trastornos. Revista Adicción y Ciencia, Vol 1, N� 3.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies