Características psicopatológicas, motivaciones y de personalidad en drogodependientes en tratamiento de la Comunidad de Madrid

OurBlog

4 junio, 2019

Características psicopatológicas, motivaciones y de personalidad en drogodependientes en tratamiento de la Comunidad de Madrid |

Autores como Mercedes Martín introducen una adecuada definición de “droga”, que
agrupan los efectos psicoactivos en el consumidor, la tendencia de este a volver a
consumirla, el malestar ante la abstención y el uso no terapéutico. Además, se añade
la afectación social tanto a nivel familiar, como laboral, como personal.
El consumo de estas está dividido en experimental, ocasional, habitual y compulsivo, lo
que permite ver los diferentes grados desde el uso hasta el abuso que parten desde
algo puntual a algo repetitivo durante cada día. El hábito en las drogas se usa cuando
el consumo mantiene una dosis similar en tiempo y cantidad. El abuso de la droga
también varía de nivel dependiendo de su gravedad, partiendo de la base de consumir
una sustancia no aprobada médicamente, hasta el máximo en el que puede atentar
contra la salud vital del consumidor. El abuso representa el paso previo a la
dependencia.
Según la OMS, la dependencia ocurre como compulsión del sujeto por consumir la
droga, creando adaptación neurológica y como forma de alivio, cabe destacar que en
la dependencia se encuentra un deseo de abandonar el propio consumo. La
dependencia se puede dividir en: social, en la que es el entorno el que genera la
necesidad de consumir la droga. La física, que es el cambio neuronal al que es
sometido el consumidor por la droga que genera un mayor vínculo entre ambos. Y la
psicológica, o conductual, que genera deseos de volver a experimentar los efectos de
dicha sustancia como pueden ser calma, excitación, etc.
A parte está la tolerancia, un concepto importante ya que muestra como el nombre
indica, la tolerancia que el consumidor tiene ante la droga que toma. Esto quiere decir
que, por ejemplo, la cantidad de droga que un individuo debe administrarse para
experimentar sus efectos es mayor a medida que la toma. Aunque hay una tolerancia
innata que varía según la persona, la adquirida es la más importante y ocurre en todos
los consumidores, ya sea por las sustancias, por el condicionamiento o el metabolismo.
Así parece importante que a la hora de dejar de tomar una droga se tenga en cuenta la
tolerancia que ha generado el individuo y las características del ambiente en el que la
ha condicionado.
Por último, el síndrome de abstinencia es una sintomatología muy común, aunque
variable, que se da en las personas dependientes en función de la sustancia que
consuman, ante la falta de esta. Este puede ser agudo o tardío, según el momento, o
condicionado, al volver a ser expuesto a estímulos ya asociados. La intoxicación se da
cuando el consumo afecta a todos los niveles de la persona de forma transitoria.

Esta base muestra que de por si la sustancia ya genera una amplia cantidad de
cambios, por ellos el tratamiento de la adicción debe estar atento a múltiples factores,
tanto físicos, como sociales y biológicos, lo que hace requerir gran cantidad de
profesionales y recursos.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.