Bases neuroanatómicas de la adicción al sexo

OurBlog

9 enero, 2017

Bases neuroanatómicas de la adicción al sexo |

El consumo problemático o excesivo de sexo que se ha denominado como conducta sexual compulsiva (CSB) trastorno de hipersexualidad o adicción sexual. Actualmente los criterios para su diagnóstico no se han incluidos en el DSM-V. Sin embargo, son semejantes y hasta comunes a los criterios para el juego patológico, entendiéndose como un trastorno de control de impulsos, o por otro lado como un trastorno adictivo de tipo comportamental. Además, estos criterios son semejantes a los de los trastornos por consumo de sustancias.

Por ello es necesario el estudio de la actividad cerebral en este tipo de adicciones y comprender si comparten bases neuroanatómicas con los trastornos por consumo de sustancias o trastornos de juego patológico como otras investigaciones han sugerido.

El presente estudio tuvo por objeto el estudiar la activación cerebral en función del material pornográfico frente al material no pornográfico y en esa medida determinar cuáles son las áreas cerebrales implicadas en las adicciones cibersexuales.

Para ello se tomó como muestra a un total de 19 varones heterosexuales, con una edad comprendida entre los 14 y los 30 años de edad, que no presentasen ningún trastorno comórbido de tipo psicopatológico y que cumpliesen los criterios para el diagnóstico de adicción cibersexual o hipersexualidad, para ello se administró el ISST. Por otro lado, se contó con 19 sujetos controles.

EL estudio consistió en presentar material pornográfico explícito, erótico, excitante no sexual (deportes), económico y neutral. Cada vídeo fue presentado durante 9 segundos, a los que le siguió un periodo en blanco de unos 6 segundos. El sujeto tenía que determinar el grado de excitación que le producía la escena y cuánto de agradable le parecía. Por otro lado, se monitorizó la actividad cortical a través de una resonancia magnética funcional.

Los resultados informan de un uso mayor de pornografía en internet en sujetos adictos con respecto de los controles. Además, este incremento en el uso estaba relacionado con dificultades eréctiles y de satisfacción sexual.

Por otro lado, y más relacionado con el motivo del estudio, se encuentran diferencias significativas en cuanto al nivel de activación cerebral ante la presencia de material pornográfico explícito y no explícito entre sujetos adictos y sanos, aunque en ambos se diese una activación. Así en sujetos adictos se encuentra una mayor actividad de las siguientes áreas: el área cingulada anterior, el núcleo estriado ventral y la amígdala. Por otro lado, no se encuentran diferencias en cuanto a la actividad cerebral relacionada con el gusto por los videos presentados.

También se encuentran diferencias por grupos de edad. Aquellos sujetos adictos más jóvenes presentaron una mayor actividad del núcleo estriado ventral con respecto a adictos de mayor edad. Por ello se contempla que a medida que un sujeto envejezca esta actividad cibersexual disminuya.

Finalmente, todo ello pone de manifiesto que la adicción cibersexual implica la activación de aquellas áreas que igualmente se ven más activas en adicciones o sustancias. Por tanto, sus bases neuroanatómicas son semejantes. Sin embargo, estas hipótesis requieren de nuevas investigaciones por las limitaciones del estudio.

 

                         Neural Correlates of Sexual Cue Reactivity in Individuals with and without Compulsive Sexual Behaviours

Voon, V., Mole., B. T., Banca, P., Porter, L., Morris, L., Mitchell, S., Lapa, R. T., Karr, J., Harrison, A. N., Potenza, N. M., Irvine, M. (2014)

PLOS ONE 9(7)

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies