Adicciones y esquizofrenia.

OurBlog

30 octubre, 2015

Adicciones y esquizofrenia. |

La comorbilidad de la esquizofrenia y el abuso de sustancias es muy frecuente y cada uno de estos factores puede ser un factor de riesgo del otro. Por ejemplo, numerosos estudios han demostrado que gran parte de los pacientes con esquizofrenia presentan un trastorno por consumo excesivo de sustancias a lo largo de su vida. Existen muchos síntomas comunes entre ambos trastornos, dificultando en ocasiones su correcto diagnóstico.

La combinación de la esquizofrenia y el abuso de sustancias puede provocar un aumento en el riesgo de hospitalización, así como de estancias hospitalarias que se suceden con mayor frecuencia, peor cumplimiento de la terapia farmacológica, recaídas, etc. Las personas con este diagnóstico de dos trastornos suelen mostrar mayores niveles de incapacidad y necesitan más ayudas económicas. Además, tienen mayor riesgo de suicidio y de cometer crímenes violentos, además de mayores dificultades para recuperarse de la adicción a una sustancia concreta.

La esquizofrenia y el abuso de sustancias suelen complicar la valoración de un diagnóstico, las interacciones específicas entre las diferentes sustancias, la intervención psicosocial y la psicofarmacología. Por tanto, pueden cometerse errores de manera más fácil al darle más importancia al tratamiento de uno de los trastornos que al otro, o tratar de encontrar un tratamiento que equilibre ambas sintomatologías, tratando de mantener la abstinencia de la sustancia adictiva y remitiendo los síntomas psicóticos de la esquizofrenia.

Algunas veces a las personas con enfermedades de abuso de sustancias adictivas se les diagnóstica erróneamente como esquizofrénica, debido a síntomas iguales, como:

-Delirios

-Alucinaciones

-Estados de humor inapropiados

-Conducta muy anormal

En cambio, muchos de estos síntomas pueden deberse a los efectos tóxicos y secundarios de las sustancias consumidas al actuar sobre el cerebro. Estos síntomas suelen desaparecer una vez que la toxicidad química de la sustancia ha dejado de tener efecto sobre el cerebro, y éste vuelve a su estado normal. Pero es muy común que la persona que padece de esquizofrenia consuma alcohol u otro tipo diferente de droga, lo que dificulta un tratamiento eficaz.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies