Adicción en ancianos.

OurBlog

19 junio, 2017

Adicción en ancianos. |

El uso de drogas suele declinar con la edad, pero ocasionalmente aquellas personas que han estado en contacto con las drogas ilegales durante la juventud recaen en el consumo en esta época de la vida o, incluso, algunos pacientes continúan consumiendo esporádicamente hasta la ancianidad (Roncero, Bachiller, Ros y Casas, 2012).

 

Se han obtenido en USA los siguientes datos de epidemiología sobre el uso de drogas por ancianos:

Se ha descrito cierta variabilidad con respecto a la prevalencia del abuso y dependencia del alcohol, que oscilaba entre el 1,4% y el 3,7%, y que entre el 2 y el 4% de los ancianos cumplen criterios de abuso o dependencia, y más del 10% presentan problemas importantes con la bebida. Por el contrario, el uso de drogas ilegales no es frecuente en la población geriátrica, el consumo, medido como tasa de prevalencia, disminuye con la edad, para el cannabis es hasta un 7/1000 para edades entre 65-69 años, reduciéndose a 4/1000 en personas de entre los 70-74 años; en el caso de los opiáceos la prevalencia es menor al 1% en personas mayores de 60 años y es raro si no hay historia de consumo en la juventud o en alcohólicos. (Roncero et al. 2012, p. 268).

 

Fingerhood (2000) llegó a la conclusión en su trabajo de que los estudios demuestran que el abuso de sustancias en las personas mayores es común, pero con frecuencia no se diagnostica; y que, aunque el abuso del alcohol es el más habitual, también se da el de drogas narcóticas y sedativas. Además, los ancianos son particularmente susceptibles a los resultados médicos adversos del abuso de sustancias, y los estudios muestran que las intervenciones breves en la atención primaria pueden tener un impacto importante en la prevención de la morbilidad médica y la mejora de la calidad de vida.

 

En el caso de los ancianos los problemas concomitantes al abuso de drogas como son el dolor crónico, el insomnio crónico o los trastornos del humor son el factor principal para el mantenimiento de la dependencia de la sustancia (Ferrero, 2015); pero estos factores no aparecen simplemente a causa de la edad, sino porque el  envejecimiento trae consigo una condiciones sociales que son un caldo de cultivo adecuado para causar problemas emocionales y que se manifiesten éstas conductas; como son,  el abandono de la profesión, la reducción del vigor físico, la dependencia, la muerte de familiares y amigos, etc.  (González Ceinós, 2001).

 

El tratamiento para estos pacientes será el general utilizado para los distintos tipos de drogodependencia, teniendo en cuenta según Ferrero (2015) las siguientes consideraciones:

 

  • La reducción del consumo puede ser sencilla en la dependencia leve, en especial si el anciano es francamente cooperador.
  • Tratamiento de los problemas concomitantes: sobre todo cuando el dolor crónico, el insomnio o los trastornos del humor han sido los factores principales para el mantenimiento de la dependencia, o cuando existen complicaciones médicas graves causadas por el abuso de sustancias.
  • Preparación de intervenciones psicológicas y sociales apropiada para reducir los riesgos de recaídas.
  • Aumento de las visitas de seres queridos o la inscripción en un programa de actividades, o intervenciones más formales como programas de abuso de sustancias para jubilados o residencias para su cuidado.

 

Referencias:

 

Ferrero, J. (Cons.) (2015). Psicología de la Salud en la vejez: Intervención y Tratamiento. Valencia: VIU.

Fingerhood, M. (2000).Substance abuse in olderpeople.Journal of the American GeriatricsSociet 48(8), pp. 985–995. doi: 10.1111/j.1532-5415.2000.tb06900

González Ceinós, M. (2001). Depresión en Ancianos. Un Problema de Todos. Revista Cubana de Medicina General Integral, 7(4), pp.316- 320.

Roncero, C., Bachiller, D., Ros, E. y Casas, M. (2012). Ancianosydrogodependencias. En J.Bobes,M. Casas y M. Gutiérrez (Eds.), M. P. García-Portilla, M. A.Landabaso y C. Roncero (Coord.) Manual de Trastornos Adictivos. 2ª Edición. Madrid: Adamed.

 

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies