Adicción al sexo

OurBlog

31 marzo, 2016

Adicción al sexo |

Hoy en día, el mantener de forma recurrente, relaciones sexuales, se ha asociado socialmente, con un buen estilo de vida y una mayor felicidad para el individuo pero esto, no siempre ha sido así a lo largo de nuestra historia. En el siglo XIX, por ejemplo, imperaba en la sociedad el puritanismo entre los individuos y se consideraban algunas prácticas sexuales como distintas alteraciones neurológicas y mentales. Por ello, en esa época, se recomendaba la continencia absoluta, es decir, la ausencia de la práctica sexual. Es en el siglo XIX, cuando KrafftEbing, reconoce el sexo como una adicción y pasa a ser llamada ninfomanía referido a la mujer y satiriasis en el caso de los hombres. Ambos trastornos, se caracterizan por un impulso exagerado a mantener relaciones sexuales con otra persona. Hoy en día, la adicción al sexo tiene consecuencias semejantes a adicciones a otras sustancias como el alcohol y a adicciones sin sustancia como el juego patológico. En cuanto a sus principales consecuencias, el National Council of Sexual Adicction cuantificó los resultados del trastorno en USA y mostró que: un 40% pierde su pareja, otro 40% sufre embarazos no deseados. Un 72% tiene ideas obsesivas sobre el suicidio. Un 17% ha intentado suicidarse, un 36% aborta. Un 27% tiene problemas laborales y un 68% tiene riesgo de contraer diversas enfermedades de transmisión sexual, en especial, el SIDA.

Cuál sería su mejor tratamiento? Antes de tratar esta adicción, en primer lugar es preciso prevenir. Realizar una intervención primaria, a través, de una efectiva educación afectivosexual. Según este artículo, uno de los factores que más influencia tiene en esta adición es la familia: se ha comprobado que un mayor número de adictos al sexo se da, en familias rotas con hijos que no han tenido el suficiente apoyo emocional, ni cuidados óptimos para su desarrollo. Por ello, es vital que la familia trabaje de forma conjunta con los pacientes con este tipo de problemas.

Qué pautas son necesarias para conseguir un buen tratamiento? Se dice que al empezar un tratamiento, es muy importante que los pacientes en primer lugar, sepan reconocer que existe un problema, que se comprometan en realizar una abstinencia total, tener suficiente motivación para el cambio y gran compromiso con la terapia. Así mismo, hay que recodar, que en su tratamiento, el objetivo principal no es eliminar esta conducta desadaptativa sino ofrecer un nuevo estilo de vida al paciente, desarrollando así conductas alternativas óptimas y adaptativas que no deriven consecuencias negativas en su vida diaria.

Montes, M. (2011) Adictos al sexo. Recuperado de: https://www.familiayvidacc.es/COF/documentos_COF/publicaciones/2011adictosalsexo.pdf.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies